• Publicidad

Fideicomiso Inmobiliario

Fideicomiso Inmobiliario

 

Aquel negocio fiduciario en virtud del cual se trasfiere un bien inmueble a la Entidad Fiduciaria para que administre y desarrolle un proyecto inmobiliario, de acuerdo con las instrucciones señaladas en el contrato y transfiera las unidades construidas a quienes resulten beneficiarios del respectivo contrato. El patrimonio autónomo que se constituye con dichos bienes puede ser hipotecado en favor de la financiadora del proyecto. Este producto tiene la ventaja que los recursos entregados por los compradores se destinarán exclusivamente a la construcción del proyecto. La fiducia inmobiliaria como todos los negocios fiduciarios tiene gran flexibilidad, lo que permite que la fiduciaria desarrolle la totalidad de las actividades que le competen en las diferentes etapas del proyecto o solamente algunas de ellas. Vale la pena mencionar que no debe confundirse a la Fiduciaria con el constructor del proyecto. La flexibilidad de la fiducia permite que se desarrollen contratos de acuerdo con las necesidades de cada cliente:

Fiducia de ADMINISTRACIÓN de Recursos provenientes de PRE-VENTAS:

La fiduciaria administra los recursos de los futuros compradores de las unidades resultantes del proyecto de construcción. En este caso la fiduciaria recibe los recursos y los invierte mientras se llega al punto de equilibrio del proyecto; si no se llega al punto de equilibrio en el término fijado en el contrato, los recursos recibidos son devueltos a los aportantes con los rendimientos que hubieran generado. Si se llega al punto de equilibrio los recursos son destinados al proyecto de construcción.

Fiducia Al Costo:

El precio de cada inmueble está proyectado al momento de iniciarse el proyecto, pero si por alguna razón los costos del proyecto se incrementan durante su ejecución ese mayor valor es trasladado proporcionalmente a cada inmueble que se construya, por lo cual el precio final se incrementa en relación con el precio inicial proyectado.

Fiducia A precio Fijo:

Los inversionistas que se vinculan al proyecto adquieren los futuros inmuebles a un precio que para ellos no sufrirá incremento alguno. Como la fiduciaria no puede asumir obligaciones de resultado, en este tipo de proyectos debe existir un inversionista denominado promotor quien asume los riesgos en las variaciones de los precios, pero para los compradores el precio seguirá siendo aquel que acordaron al vincularse al proyecto.

Ventajas de la Fiducia Inmobiliaria:

· Mayor transparencia y confianza de constructores y compradores en el manejo de los recursos destinados a la construcción.

· Eficiente administración de los recursos.

· Aumenta la confianza entre los compradores de inmuebles

· Mejora las fuentes de financiación y el flujo de recursos de los proyectos

· Disminuye la posibilidad de no pago de las obligaciones con entidades financieras

Para solicitar información sin compromiso rellene el formulario de ésta página: O haga Click aquí

 

 

No se admiten más comentarios

  • GRUPO JOMAR, S.L., da cumplimiento a lo establecido en la ley 10/2010 de 28 de abril de Prevención del Blanqueo de Capitales y Financiación del Terrorismo y su reglamento de desarrollo, aprobado mediante Real Decreto 304/2014, de 5 de mayo. A lo establecido en la ley 34/2002, del 11 de Julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (LSSICE). También se pretende informar nuestro cumplimento de la Ley de la Propiedad Intelectual (LPI), y de lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999, del 13 de Diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, (LOPD).